Diseñamos un espacio que evoca los sentidos, sabores e historias del sur del mundo, que permiten entrar al corazón del hogar valdiviano y dar vida a la experiencia del chocolate. Un lugar en la ciudad, con un clima acogedor, sorprendente e inspirador, donde lo artesanal y lo exclusivo generan una vivencia que acerca a la cultura del cacao y su secreto para iluminar y llenar de sabor el día de todos.

COMPARTELO