Por más de 60 años, las Cecinas Soler han sido sinónimo de calidad en productos de cerdo. Nace a mediados del siglo pasado en el Sur de Chile como una empresa familiar productora de cecinas de cerdo artesanales. Hoy están enfrentados a un nuevo desafio, extender su calidad, historia y tradición a un nuevo local, ahora en Santiago, con un público más exigente y una mayor competencia.
El lugar previamente escogido estaba ubicado en un piso subterráneo, lo que representaba, además, un desafío para el proyecto de arquitectura y de experiencia.

COMPARTELO